fibra de coco

El sustrato de fibra de coco adecuado a tu cultivo

La fibra de coco es un sustrato ideal por sus características físicas: una elevada capacidad de retención de agua fácilmente disponible a bajas tensiones, suficiente suministro de aire y una granulometría que mantenga las condiciones mencionadas. Esto le permite ser usada en la mayoría de los cultivos existentes, como los incluidos en la horticultura de consumo y ornamental.

El objetivo a la hora de cultivar en fibra de coco es determinar la disponibilidad de aire y agua a disposición del sistema radicular de la planta. Por eso, para nuestro equipo técnico es primordial investigar diferentes composiciones de fibra de coco, haciendo énfasis en las características hídricas y granulométricas.  Todo ello, complementado con una evaluación agronómica del cultivo en particular. Así, elaboramos sustratos a medida de las necesidades productivas de cada cliente.

 

fabricantes fibra de coco

Determinar la capacidad de un sustrato de fibra de coco

En el sustrato de fibra de coco podemos distinguir tres fases: la fase sólida, constituida por el material que conforman las partículas; la fase gaseosa, que representa el aire contenido en el sustrato, y la fase líquida, integrada por el agua y las sustancias disueltas. La fase líquida requiere de especial atención por la reserva hídrica que debe garantizar el sustrato a disposición de la planta.

Tanto la aireación como la retención de agua viene condicionada por el tamaño de los poros en el sustrato. Los poros más grandes están ocupados por aire, mientras que los más pequeños por agua. Por tanto, cualquier acción que reduzca los poros más grandes, disminuye la cantidad de aire del sustrato y aumenta la capacidad de retención de agua pudiendo ser limitante para el crecimiento de los cultivos.

Los valores aceptables para la capacidad de aireación y de retención de agua dependerán del tipo de cultivo al que vaya destinado además del nivel de cualificación técnica y tipo de infraestructura. Lo descrito anteriormente se representa en la figura 1:

Figura 1. Curva característica de humedad de cuatros sustratos de Fibra de Coco de PROJAR con diferentes características físicas utilizadas en hidroponía. Determinación del Parametro “R”.

 

Los cuatros gráficos de la figura 1, responden a las diferentes mezclas de sustratos de fibra de coco. Estos sustratos han sido diseñados para satisfacer y dar respuesta a los requerimientos de cada cultivo y al nivel de cualificación técnica.

Conociendo las curvas de retención de humedad se puede determinar el parámetro “R”. Este valor proporciona información referente a la tensión donde los porcentajes de aire y agua se igualan e indica la capacidad de cada sustrato. Los sustratos presentan una elevada porosidad superior al 90%, lo que significa que existe una aireación suficiente compatible con una elevada retención de humedad. Se observa que la capacidad de aireación a bajas tensiones (10 cm) es superior al 20%, y por tanto adecuada. Los valores de AFD (Agua Fácil Disponible), que es la cantidad de agua que se libera al aplicar al sustrato una tensión entre 10 y 50 cm columna de agua, son superiores al 30% dentro de los valores recomendados.

Para estos sustratos las curvas presentan un comportamiento general correcto pero con diferencias en las tensiones donde se produce el equilibrio aire-agua. Esto indica que cuanto mayor es la tensión donde se igualan las curvas de aire y agua, mayor capacidad del sustrato.  Por tanto, cada uno de estos sustratos requieren acciones distintas de manejo de riego para asegurar el punto de equilibrio requerido por el sistema radicular de un cultivo concreto.



Suscríbete a la familia Projar y entérate de nuestras novedades