cannabis medicinal

Cannabis medicinal: cómo cuidar las raíces de la planta

La podredumbre de las raíces es uno de los principales problemas que afectan a la planta en el cultivo del cannabis medicinal. Afecta directamente al rendimiento y a la producción del cultivo, haciendo que la planta enferme hasta el punto de que peligre toda la producción. En muchas ocasiones, los productores optan por soluciones químicas a un problema que puede ser resuelto de una manera mucho más sostenible y saludable para la planta y el consumidor final.

Esta enfermedad en las raíces de la planta del cannabis puede ser causada por diferentes hongos y todos atacan a las raíces. «Estos hongos, como el Fusarium, Phytophthora o Pythium, no necesitan hospedarse en la planta para sobrevivir, ya que pueden permanecen y vivir durante meses (incluso años) en otros medios como el sustrato o la materia muerta de la planta, hasta que encuentran el entorno perfecto para colonizar» explica nuestra compañera y Product Manager María José Ferrando. «Para que sea posible el desarrollo de estos hongos, han de darse varios factores en común, como la temperatura del sustrato (entre 15 y 30 ºC), un exceso de humedad, poco drenaje y fertilizantes ricos en nitrógeno».

medicinal cannabis production

Además, una vez infectada, la planta no muestra síntomas de la enfermedad hasta pasados unos días, o incluso semanas, hasta poder ver signos visibles en la parte aérea de la planta. Desde un desarrollo lento hasta una ligera clorosis en las hojas, la planta puede morir en cuestión de una semana. Por esta razón, es indispensable anticiparse y prevenir la propagación del patógeno. Hay muchos remedios químicos que artificialmente refuerzan la planta, pero también hay simples trucos que ayudan a prevenir y resolver este problema de una manera mucho más sostenible. 

Las raíces son la parte más importante de la planta: transportan el agua y los minerales que absorben del sustrato y almacenan los nutrientes que se producen durante la fotosíntesis, además de su función de anclaje. 

Para que el sistema radicular se desarrolle de manera saludable, es imprescindible elegir un medio de cultivo óptimo a las necesidades de la planta: «Es muy importante elegir un sustrato que garantice un buen drenaje y aireación en la parte radicular para evitar encharcamientos y daños en la planta, así como macetas que por su diseño ayuden a solventar estos problemas«, anticipa Ferrando. 

Características fundamentales de una maceta

_Macetas con patas de elevación

Al estar elevada la base de la maceta, la zona radicular no está en contacto con el suelo y evitaremos que las raíces se infecten de algún patógeno que pueda estar presente en él. 

_Macetas con base de rejilla

Las macetas con base de rejilla garantizan un buen drenaje. Si se diera el caso de un exceso de irrigación a la planta, el agua no se acumularía en el cepellón, evitando problemas mayores. Además, garantiza una continua aireación en la base, lo que facilita la oxigenación radicular durante todo el ciclo de cultivo. Esto ayuda a que las raíces colonicen el volumen total del sustrato. 

_Macetas con estrías en los lados interiores

Esto favorece el crecimiento radicular dirigido hacia abajo y expandido por todo el sustrato, evitando así que las raíces crezcan de forma circular y que las raíces secundarias y los capilares se desarrollen adecuadamente.

«En Projar hemos desarrollado macetas y medios de cultivo especialmente diseñados para la producción de cannabis. Trabajamos desde hace años mano a mano con los productores para ofrecerles las mejores herramientas que les permitan evitar problemas en su cultivo y maximizar el resultado de sus esfuerzos. Nuestras soluciones son el resultado de la personalización y la escucha activa a las necesidades de nuestros clientes«, concluye Ferrando. 

En nuestro porfolio, el productor de cannabis puede encontrar la gama de macetas Growpot y Growpot Plus, de 7 y 10 litros. El diseño de estas macetas asegura un drenaje adecuado y la aireación necesaria para la planta del cannabis con el fin problemas derivados del encharcamiento de la base, como asfixia radicular y podredumbre.

El productor profesional de cannabis puede encontrar estas macetas y otras soluciones para su producción haciendo click aqui. Obteniendo raíces sanas, el productor tendrá plantas más fuertes y productivas.



Suscríbete a la familia Projar y entérate de nuestras novedades